Nancagua

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

 

Nancagua es una comuna y ciudad de Chile de la provincia de Colchagua, en la VI Región del Libertador General Bernardo O’Higgins

Limita al norte con San Vicente, al sur con Chépica, al este con Placilla y Chimbarongo y al oeste con Santa Cruz.

Integra junto con las comunas de Placilla, Pichilemu, Chépica, Santa Cruz, Pumanque, Palmilla, Peralillo, Navidad, Lolol, Litueche, La Estrella, Marchihue y Paredones el Distrito Electoral N° 35 y pertenece a la 9.ª Circunscripción Senatorial (O’Higgins).

La comuna de Nancagua abarca una superficie de 111 Km2 y una población de 18.921 habitantes (Censo INE Año 2012), Correspondientes a un % de la población total de la región y una densidad de 140,5 hab/km2. Del total de la población, 9.598 son mujeres (49,09%) y 9.323 son hombres (50,91%). Un 40,74% (6.370) corresponde a población rural y un 59,26% (9.264) a población urbana.

 

 

Historia

La familia Jaramillo forma parte de la historia de Nancagua. La primera municipalidad, edificio que es hoy del cuerpo de Bomberos, cuenta con un balcón, que fue utilizado por Armando Jaramillo Lyón, donde realizó uno de los cabildos abiertos. En la ocasión había que decidir entre dos obras: “Se construía el alcantarillado o se reparaba el antiguo teatro que se había quemado. La voz popular no se dejó esperar… la mayoría votó a favor del teatro”, cuenta su hijo, Armando Jaramillo desde el centenario balcón.. Entre las ciudades de San Fernando y Santa Cruz se levanta una comuna que a pesar del gran desarrollo turístico y vitivinícola de Colchagua, ha logrado mantener su carácter. La historia de Nancagua se remonta al siglo XVI, cuando pertenecía a uno de los once pueblos indígenas que estuvieron bajo la jurisdicción del Corregimiento de Colchagua. El pueblo se habría originado como consecuencia de la extracción de oro y por la fama de sus tierras y de su próspera ganadería, la que hizo aumentar notoriamente su población. Según el Censo de 1787, de un total de 2.082 HABITANTES, se distinguían 149 caballeros, 38 esclavos, 1.073 españoles, 482 mestizos, 124 mulatos y 162 indios.

Fue el Presidente Jorge Montt, en diciembre de 1891, quien por ley de la República crea la Comuna de Nancagua, y tres años más tarde se constituye la Ilustre Municipalidad, presidiendo como alcalde la primera Sesión Ordinaria don José Domingo Jaramillo.

Hoy, después de cien años, las construcciones del casco antiguo de Nancagua evidencian los ejemplos de la arquitectura típica del siglo XIX: casas con fachada continua y techos de tejas. Los tradicionales corredores fueron eliminados en 1916 para construir las veredas asfaltadas de la ciudad. Una de las características que destacan a Nancagua, en contraste con otras localidades cercanas, es que en vez de intervenir el paisaje con los tradicionales plátanos orientales, el alcalde de la época, Armando Jaramillo Lyón, decidió darle un toque distinto. “Mi padre resolvió plantar naranjos, pero de frutos amargos, lo que ayuda a verlos siempre poblados, y no en las manos de algún tentado transeúnte”, explica su hijo Armando. Actualmente su producción se centra en el desarrollo vitivinícola, pues en su territorio se encuentran las más importantes viñas de nuestro país, ya que su microclima, con claros caracteres mediterráneos, es apto para la generación de los más destacados mostos del Valle de Colchagua.

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0